El blog de Alexis Ibarra

Blog personal de Alexis Ibarra. Tecnología y otras patrañas.

martes, agosto 30, 2005

FERNANDO MÖNCKEBERG RECIBIÓ EL PREMIO BICENTENARIO 2005

Me complace contarles sobre este reconocimiento, no solo por lo que él ha significado en su ayuda a los niños con problemas nutricionales (ahora quizás no sea un problema en Chile, pero en decadas pasadas sí que lo era), sino por su gran labor como divulgador científico a través de esa magnífica revista llamada Creces y que mi padre me compraba y que desató en mí un gustillo por los temas científicos y tecnológicos.
Desde aquí, en un rincón de Santiago, un fuerte aplauso para él. De paso un aviso para que cooperen con Conin, que ahora centra sus esfuerzos a niños con desnutrición secundaria productos de enfermedades y cuyo tratamiento es costoso dado el alto valor del equipamiento de nutrición asistida.
Aquí el comunicado oficial del premio al doctor Mönckeberg.
Por su aporte a la calidad de vida de los chilenos, a través de su labor en salud, nutrición y educación, el Doctor Fernando Mönckeberg Barros, recibió el martes 30 de agosto, el Premio Bicentenario 2005, otorgado por la Corporación Patrimonio Cultural de Chile, en conjunto con la Universidad de Chile y la Comisión Bicentenario.

Al mediodía del martes 30 de agosto, en ceremonia realizada en el Salón de Honor de la Universidad de Chile, el doctor e investigador Fernando Monckeberg, Presidente de la Corporación para la Nutrición Infantil CONIN, fue distinguido con el Premio Bicentenario 2005, en reconocimiento a su trascendente labor en la erradicación de la desnutrición infantil, el mejoramiento de la calidad de vida, la educación y el desarrollo científico y tecnológico en el país.

El acto fue presidido por el Rector de la Universidad de Chile e integrante de la Comisión Bicentenario, profesor Luis Riveros, y los representantes de la Corporación del Patrimonio Cultural, Carlos Aldunate y Cecilia García-Huidobro, así como la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Bicentenario, Patricia Roa.

En su discurso, el Doctor Mönckeberg valoró el apoyo de su mujer, Angélica, y de los investigadores, autoridades y voluntariado que ha creído en su causa y lo han acompañado su tarea de erradicar la desnutrición infantil. Principalmente, agradeció al sacerdote Rafael Marotto, quien en 1952, marcó su vida al permitirle conocer la pobreza extrema en la población La Legua. Al Presidente Salvador Allende, quien incorporó el tema en la agenda política y dio el primer paso en la formación de una conciencia nacional respecto de la relación entre la nutrición de los niños y el desarrollo de un país. Destacó la labor realizada por el General Gustavo Leigh, quien aprobó la ejecución de los programas para estos fines; y el respaldo de los presidentes Aylwin, Frei y Lagos, quienes durante los gobiernos de la Concertación han fomentado el perfeccionamiento de las acciones, aumentando la cobertura y eficiencia de los planes.

Lo anterior, sumado a un trabajo multisectorial -enfatizó el pediatra- ha logrado terminar con el problema de la desnutrición en Chile, ubicándose como la nación con menor índice en Latinoamérica. Asimismo, ha permitido disminuir la mortalidad infantil a los mismos niveles que los países desarrollados.

Al reflexionar en torno a las cifras, el doctor Mönckeberg señaló el salto que ha dado el país con estos programas en el desarrollo del potencial genético de los chilenos, cuya última generación ha aumentado su talla promedio en 11 centímetros. Es de esperar –bromeó el doctor- que las próximas generaciones no sólo aumenten la talla sino también los niveles de inteligencia.


El acto también contó con las palabras de la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Bicentenario, quien destacó el significativo aporte que le ha dado a Chile el doctor Mönckeberg. “Perseverar en el sueño, hace la diferencia. Su ejemplo de vida vuelve realidad aquel llamado del Presidente Lagos: es deber de todo chileno, especialmente de los jóvenes de este país, soñar, crear, imaginar, innovar y descubrir los nuevos espacios que el país ha comenzado a crear para todos”, dijo Roa.

Asimismo, intervinieron el Presidente de la Corporación del Patrimonio Cultural de Chile, Carlos Aldunate y el Rector de la Universidad de Chile, profesor Luis Riveros.

1 Comments:

At lunes, 23 junio, 2008, Anonymous Anónimo said...

me llamo renato garcia flores naci el 26 de septiembre de 1964 en la clinica carolina freyre me entregaron a las 3 horas de nacido a la señora eliana flores de goyeneshe y a rento garcia el doctor gustavo monckeber por que mi verdadera madre no podia tenerme yo la e buscado pero no encuentro ningun documento ya que yo aparesco como hijo legitimo de mis padres que me criaron me gustaria que si pueden darme alguna pista de mis berdaderos padres por que no entiendo como un doctor pudo entregar a un resien nacido sin aver pasado por ninguna instancia legal y me dirijo a usted ya que usted llego a mi domicilio martin de samora a atenderme a las 3 horas de nacido y fui su pasiente a los 10 años por que le escribo por que despues de 44 años mi madre me conto la historia y mi verdad cuando usted llego esa noche lecomento a mi madre que esta es otra de las cosas de mi hermano si puede ayudarme estare eternamente agredesido.cualquier respuesta
dejo el mail de mi hija
makitahxc6@hotmail.com

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home